El éxito según la Kabalah

La palabra éxito aborda muchas perspectivas, es la sensación de plenitud en cada una de las áreas de la vida, la sensación de logro en lo que hemos deseado. Estas emociones van acompañadas por reglas que apoyan a su permanencia.

Con el entendimiento de que somos Dios a su imagen y semejanza, aunque suene fuera de lugar en el tema del éxito, solo el 20% de la humanidad lo concibe así. Cada generación de padres elimina la comprensión divina e inculcan a los pequeños futuros de la humanidad el programa de ser exitosos y por qué no, ser el número uno, estableciendo así la competencia y separación.


Se da más enfoque a lo material, el poder de la mente sobre la materia surge la idea hacia el dinero como una meta y no como un medio, dejando de lado el plan de alma, la cual si sigue los acuerdos previos con el humano obviamente su tránsito por la tierra será exitoso.


Un ser de éxito, de impacto es integral, el área material es importante porque apoya a estabilizar los primeros planos de supervivencia, pero no elimina las demás áreas, situación que hace dormir a las personas en ilusiones irreales generando emociones negativas por un vacío existencial, si es que no se está realizando la misión de la persona.


El éxito es un estado de ser que responde a estímulos positivos.


Según la Kabbalah, madre de siete ciencias, hay pasos que ayudan a crear más éxito, aunque primeramente debemos eliminar creencias como la suerte y visualizar sin acción.


Recuerda la frase “ayúdate que yo te ayudaré”, la palabra clave es actuar con actitud y energía, porque recuerda que todo es energía.