Buscar

Dios usa lápiz labial

Actualizado: 29 de ago de 2019

"Yo no podría ser quién soy si tú no fueras tan claramente quien eres."

Karen Berg

Cuando me encontré con la obra de Karen Berg, nunca me imaginé que me toparía con la sabiduría de la Kabalah de una manera tan armónica. Simplemente el título me atrapó para identificar porqué Dios usaría lápiz labial...


En su libro Karen Berg habla de las reglas espirituales del juego de la Vida, explicando sobre cómo ponernos al tanto de nuestro potencial creador y como realmente recibir la plenitud que todas las mujeres del mundo estamos buscando. Después de todo la Kabbalah es una palabra que deriva del término recibir y nos pone en contacto con el mundo de la Luz.


Karen muestra desde una original panorámica, la Creación y la Luz que existía "Antes del Principio" con el propósito de ayudarnos a recibir todas las bendiciones que comparte la Luz con todos nosotros.


Habla del verdadero deseo de compartir incondicionalmente, de las dos fuerzas paralelas del universo: aquella que da y la que recibe, es decir las dos creaciones del Mundo Sin Fin, lo masculino y lo femenino, el reino de Zeir Anpín y el reino de Maljut.


Recuerda que todo lo que vemos en el mundo físico (Maljut) tiene una esencia espiritual y estas dos fuerzas se complementan y le dan sentido la una a la otra.


Recapitula la misión femenina en el mundo, ser Vasijas para la Luz, ese espacio en el universo donde podemos desear que ingrese la Luz en nuestras vidas, relaciones, trabajos, sueños y hogares.


Según la kabbalista, la mujer tiene el enorme poder de dirigir la Luz, encauzar, darle propósito y objetivo inspirador. Que contamos con la capacidad de tener el Deseo de Recibir no sólo para sí mismas, sino para los demás. Por ende tenemos el deseo de Dar y Recibir, poseemos esta energía dual que debemos aprender a manejar.


De manera clara, directa y sencilla trae algunas herramientas muy prácticas para encontrar en nuestras propias vidas oportunidades de crecimiento y transformación espiritual.

Enfoca nuestra atención hacia la Luz que podemos sacar de nuestras interacciones sociales y cómo podemos aplicar los principios de la Kabbalah para tener armonía en nuestras relaciones, así como la consciencia sobre los deseos y necesidades del cuerpo y del alma. Sobre cómo crear circuitos de energía de Amor y Luz y la herramienta del esfuerzo que nos permite trabajar en los rasgos negativos de nuestro carácter.


Algo interesante es que incluye las visiones astrológicas como una buena manera de obtener una perspectiva profunda que permita llegar a una verdadera aceptación, comprensión y compasión de las personas con las que nos relacionamos, especialmente nuestros seres amados.


Cuando una pareja es consciente de sus desafíos tanto conscientes como inconscientes tiene la infinita oportunidad de corregirlos, de corregir sus rasgos de carácter negativos y de funcionar como un complemento. Este entendimiento nos lleva a la herramienta de la Tolerancia y a la del Escuchar.


Una de las claves más importantes, de gran valor personal, es la herramienta de la Interdependencia pues se explica que una verdadera relación requiere de dos personas que sean suficientemente maduras espiritualmente para mantenerse sobre sus propios pies, pues el amor nace de dos seres que quieren amarse como son y no por las expectativas que cada amane tiene del otro.


Para sobreponerse a nuestra naturaleza reactiva o conflictiva realza la oportunidad de vernos en un espejo a través de nuestra pareja, pues finalmente, es esta quién nos señala aspectos de nuestro comportamiento que podemos trabajar para ser cada vez más plenos.


Nos devuelve el poder con una simple y profunda herramienta: La Honestidad, que requiere de autorresponsabilidad, ambas acciones pueden liberarnos y darnos perspectivas claras, profundas y trascendentales sobre las relaciones que no funcionaron en nuestras vidas para permitir que el verdadero perdón aflore en nuestras almas.


Sin duda, tener menos peso en nuestra alma redireccionando nuestra visión de la vida y centrándonos en nuestra libertad nos conducirán a una auténtica alegría, a sonreír y a abrir de nuevo el corazón para hacer lugar a relaciones expansivas y mágicas.


Karen es enfática en la importancia de mantener buenas relaciones y de vivir con autenticidad la herramienta de la Amistad, tanto en la relación de pareja cómo en relaciones con amigos y amigas.


La mujer tiene en sí las herramientas básicas y la oportunidad de oro de dirigir su hogar desde el acto sexual, el amor con el que interactúa con su amante en la concepción hasta el momento donde da a Luz y vive a plenitud la herramienta de la Maternidad.


Así "Dios Usa Lápiz Labial" nos recuerda el enorme potencial y poder que hay en la mujer, nos conecta con esa energía que podemos dirigir a través de nuestra oración o conexión con Dios y nos muestra que la mujer tiene toda la capacidad para transformar el mundo estando en plenitud, honestidad y sobretodo amor incondicional.