Decálogo de la mujer ejecutiva exitosa

Las mujeres a través de nuestra imagen comunicamos más que con las palabras, bien dicen que la primera impresión no se olvida. A través de los roles que vivimos día a día podemos expresarnos en los escenarios correctos. Has escuchado acaso como te ven te tratan.


Coco Chanel decía: “Viste vulgar y sólo verán el vestido, viste elegante y sólo verán a la persona”. El vestuario de una persona debe cuidarse para que transmita lo que desea.

Algo que debemos tomar en cuenta es que el mundo de los negocios tiene un lenguaje, la etiqueta ejecutiva, es decir, códigos de vestimenta y comportamiento que por ignorancia violamos creyendo que estamos en lo correcto.


Serena Beirne, directora de Australian Fashion Partners, que incluye entre sus especialistas a consultores sobre moda de negocios, dijo a Reuters que los empleados deberían pensar en sí mismos como en productos y “envolverse” para venderse bien, especialmente ahora que la economía se desacelera y las oportunidades laborales escasean.


“Cuando estás en el entorno laboral, el producto que estás vendiendo eres tú mismo. El envase, exhibición y comercialización de ese producto es enormemente importante,” afirmó Beirne.