Cero excusas

En ocasiones damos justificaciones a lo que postergamos y nuestros sueños se desvanecen en el tiempo.

Ahora te quiero compartir como esas excusas y actitudes limitantes no han permitido que tengas los resultados que deseas. Los llamaremos vacas por la analogía de que no se mueven, se multiplican y son pesadas de mover.


Como bien dice un dicho "si vas a tirar barreras que sean las de tu mente". Dejar el autoengaño es el primer paso para no seguir donde creemos que nos conviene, la famosa zona de confort. La meta no es soportar lo que odiamos, sino descubrir y realizar lo que realmente amamos.


Toda idea que te debilita, te excuse o te incapacite es una vaca; no actuar por miedo. El enemigo de lo extraordinario es lo bueno, el conformismo es dejar de aceptar lo mejor de lo mejor, las vacas las alimentamos para permanecer donde estamos a pesar de que nos frustra, es no comprometerse en un 100% para tomar el control de las situaciones.


Disfrazamos a las vacas de frases comunes, sin embargo el lenguaje que usamos marca nuestra realidad; tomamos paradigmas culturales para argumentar la falta de acción y defender la pereza, haber si te suenan algunas: