Cómo tus creencias te impulsan o te detienen

Actualizado: 14 mar 2019

Las creencias sobre nosotras mismas es el primer paso para irradiar lo mejor de nuestro ser. Es el sentimiento de certeza y afirmación personal que consideramos verdadero, ya sea para avanzar o detenernos.

El sistema de creencias que nos conforman son pautas que rigen nuestro comportamiento, muchas se adquieren con la educación recibida del entorno, por las experiencias y aprendizajes.


Para conseguir un pleno control de nuestra vida debemos conocer cuáles son nuestras creencias esenciales, cambiar aquellas que nos limitan y resolver los conflictos que pueden existir entre distintas creencias.


Vienen directamente ligadas a la autoestima y esto tiene que ver con la congruencia ante el decir y el actuar. El secreto es unir la mente con lo que decimos y lo que hacemos. Con la verbalización damos fuerza al pensamiento convirtiendo en sonido la idea, dado que el aliento es la evocación sutil de la vida.


Las palabras son tremendamente poderosas, el verbo se convierte en acción, puedes comprobarlo prestando atención a tu forma de hablar, cómo te comunicas contigo misma y con los demás.