Buscar

5 claves de inteligencia emocional en las relaciones personales

Las relaciones son intercambio de energía entre las personas, está suele darse en gradiente desde lo positivo hasta lo negativo, lo importante es tener consciencia de qué tipo de vibración emanamos y de ahí obtendremos respuestas sobre cómo interactuamos con los demás.


En la tradición Maya y Tolteca se dice que “Yo soy Tú y Tú eres Yo” y esto se refiere a que todas las cosas, sucesos y relaciones de la vida son un reflejo de lo que somos. Un espejo refleja la imagen de quien se está observando. Todo, absolutamente todo lo que está en tu realidad; hombres, mujeres, animales, trabajo, salud, abundancia, naturaleza, el mismo universo está directamente relacionado contigo.  En algunos casos estás conectada de manera directa con quienes eliges vivir cotidianamente, son los reflejos más cercanos. En el caso concreto de tus relaciones directas, es decir, con las que tienes contacto constante irradian tu estado energético, por lo que si te armonizas con tus cercanos a través de una visión diferente te estarás relacionando con el mundo de una mejor manera. Comienza por darte un mejor trato a ti misma y expándelo con el resto de tus relaciones, después con el resto de los seres sintientes. 


Libérate de juicios que nublen tu visión. La energía sigue al pensamiento, simplemente las creencias y los programas que tenemos nos hacen empatizar o rechazar a otros, al ser conscientes de esto comprenderemos que cada quien tiene una historia de vida y un deber ser... así al ver atrás de las apariencias entenderás que otros al igual que tú tienen ciertos reflejos contigo y definitivamente: lo que te checa te choca. En la pareja sucede algo similar, primero es importante tener una relación especial y armónica contigo misma para llegar a una relación de pareja, muchas mujeres al analizar sus amoríos pasados creen que son el mismo infierno pero con diferente diablo, pero en realidad si no sanas y perdonas las ideas erróneas que has tenido con parejas anteriores, simplemente harás que tu relación con la siguiente pareja lo pague y así hasta que te canses, la energía nos pone la misma situación una y otra vez hasta que llegue el entendimiento. Enfócate en lo que si quieres de una persona y aprende a vibrar en ello para trascender hacia mejores vínculos.

Así como desarrollamos la inteligencia física, mental y espiritual también está la emocional, la cual al saber sus cualidades nos lleva a armonizar nuestro interior proyectándolo en el exterior. Aquí cinco cualidades de la inteligencia emocional en las relaciones personales: 1. La persona conoce sus propias emociones: la conciencia de uno mismo (el reconocer un sentimiento mientas ocurre) es la clave de la inteligencia emocional. Saber en cada momento cual es la emoción que estamos sintiendo, sin confundirla con otra o disfrazarla.  2. La persona maneja sus emociones: no permite que lo controlen y sabe canalizarlas correctamente. (Se basa en la capacidad anterior). Las personas que saben serenarse y librarse de la ansiedad, irritación o melancolías excesivas se recuperan con mayor rapidez de los reveses de la vida.  3. La persona se auto-motiva y se auto-regula: la persona que sabe controlar la impulsividad y esperar para obtener su recompensa, cumplen con sus objetivos y esta conforme con sus logros. 4. La persona que es empática: tiene la capacidad para reconocer las emociones de los demás, saber qué quieren y qué necesitan es la habilidad fundamental para establecer relaciones sociales y vínculos personales sólidos y duraderos.  5. La persona maneja acertadamente sus relaciones: esto significa que sabe actuar de acuerdo con las emociones de los demás: lo cual determina su capacidad de liderazgo y popularidad. Ejercicio


Una práctica interesante es la confesión, otórgate un espacio a la semana, verifica logros, tropiezos y personas sobresalientes que encontraste en tu camino, unifica con tus objetivos y al observar esto entenderás el resultado de acciones, pensamientos y emociones que te llevan al efecto que actualmente estás obteniendo. 


Mucha gente se encuentra en búsqueda, aquí te pido cambiar el enfoque y permite que te encuentren, cuando buscas nada es concreto, al encontrar puedes ver las características que encajan, encontrar es fluir, importante identificar cuando se termina el periodo de búsqueda para empezar a compartir. El proceso de madurez es cuando comenzamos a atesorar todo, al estar en la ilusión del futuro no apreciamos lo que hay en nuestro presente. Agradece a cada ser que se atraviesa en tu camino, muchos llegan para quedarse y otros para que aprendas, pero en cada uno, cuando aprendemos a apreciar su presencia en nuestra vida valoraremos las bendiciones que nos traen.