Buscar

3 estrategias para cumplir tus metas este año

Aún estás a tiempo de tomar las riendas. Al iniciar un año nuevo, es muy probable que hayas marcado múltiples metas y propósitos para este ciclo que comienza, estas metas pueden ser muy entusiastas en un inicio, pero poco recordadas al final.


Para que no te suceda esto, aquí hay 3 estrategias para cumplir tus metas y este año sea lo que realmente deseas.


A lo mejor sientes que ya va avanzado el año gregoriano, je, pero el chino está por empezar, así que no hay pretexto y manos a la obra.

1. Aplica un sistema que te guíe

Algunos ejemplos de metas que hacemos son así: aprender algo nuevo, ir a tu siguiente nivel académico, leer más o simplemente seguir en la ilusión de que este año si bajarás esos 10 kilos, ganar más dinero, viajar más o tener una nueva pareja.

Pero sin importar si alcanzaste a comerte todas las uvas y fijar cada meta, es importante tener un sistema que te ayude a lograrlas y además a ir monitoreando avances.


Esto evitará que pierdas el enfoque y seguir paulatinamente el camino.


2. Haz tus metas SMART

Pon mucha atención en cómo determinas tus metas. Es importante saber definirlas y sobre todo escribirlas. Tendemos a ser muy genéricas y no tenemos claridad en ellas. Recuerda es 80% estrategia (planeación) y 20% táctica (operación).


Por ello te invito a aplicar la dinámica SMART (por sus siglas en inglés), una meta tiene que ser:

De igual forma como las afirmaciones tiene que ser en tiempo presente, en positivo (no para evitar) y emocionales (con tu propia expresión). Evita los verbos, debo, tengo y tratar porque son resonancias de baja vibración que no te ayudan a avanzar.


Ejemplo de redacción de tus metas:

Elimino 10 kilos (medible) de mi peso corporal (específico) con nutrición saludable y rutina de ejercicios de una hora diaria (actuable), lo cual efectuaré de lunes a sábado de 8 a 9 de la mañana (realista), con fecha de inicio del 7 de enero al 7 de mayo (temporal).


Esto te compromete a bajar dos y medio kilos cada mes, marcando una estrategia clara de acción, además ya no se ven tan imposible. Todo depende del nivel de compromiso y el deseo ardiente de lograrla.


3. Disciplina con amor

Identifica la intención por la cual quieres lograr esas metas, ¿realmente son tuyas? o es una presión social. Tienes que tener el resultado en la cabeza y sobre todo en el corazón.


Define para qué, cuándo sentirás que lo lograste. Ejemplos: estar saludable, para sentirme más atractiva conmigo misma, para lucir mi bikini en vacaciones; cualquiera que sea tu motivación es válida. Lo más importante es porqué estás dispuesta a pagar el precio de hacerlo.


Una palabra fuerte es la Disciplina: hacer lo que tienes que hacer, cuando lo tienes que hacer, te guste o no, con la mayor calidad posible.

Al escuchar esta definición puede que sientas que la disciplina es algo pesado, pero te invito a que la veas como una forma gradual de hacer un poco cada día. La fórmula para ello es ¡sólo hazlo! No cuestiones, solo un poco, un avance, peeero no dejes de dar energía a ello.


Imagina que es como cuando una nave espacial va a despegar, el 95% de toda la fuerza que utiliza es solo para elevarse, para vencer la fuerza de gravedad y salir de la atmósfera terrestre. Una vez que está en el espacio exterior con solamente el 5% de combustible logra ir a su destino y regresar a la tierra. Es lo mismo cuando inicias una disciplina, lo único que tienes que vencer es la incomodidad de las primeras semanas, una vez que tomas inercia las cosas se vuelven mucho más fáciles.


Sin embargo algo que debes saber es que cuando se trata de disciplinas nunca, hagas una excepción, por lo menos durante las primeras semanas hasta que la sientas más fácil o automática, si lo abandonas te llevará a relajarte para regresar al mismo punto donde te encontrabas o peor a la sensación de frustración.


"Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces, entonces estás peor que antes". Confucio

Poco a poco

En mi caso, logré desarrollar la disciplina de caminar diariamente de 30 min a una hora, al principio me dolían las piernas si intentaba correr o me sentía aletargada, pero no me dolía menos que los 30 kilos que había subido y me reprochaba frente al espejo.


Sólo me repetía: "por hoy estoy haciendo algo al respecto". En vez de seguir martirizando mi mente por ello.


Con el tiempo, seguí adelante, llevo en esta dinámica por lo menos 3 años. Si te soy franca no soy la mejor, pero todos los días camino por lo menos 30 minutos.


Se amable contigo, pero no dejes de moverte.


Así que prueba iniciando gradualmente, esto va a ejercitar tu voluntad. Pronto comenzarás a ver resultados en tu confianza y autoestima, te lo aseguro.


BONO: No pierdas el tiempo

Si no te entusiasma una meta y la sientes pesada, que no la vas a lograr o hay miedo; mejor no pierdas el tiempo, a lo mejor no es prioridad para ti. Revísalo bien, te lo tengo que decir porque ponemos energía en resistir lo que somos y es mejor ser honesta para reconocer que no es el momento.


No te estoy diciendo que te resignes, sino que puedes redefinir tiempos, recuerda que tienes todo un año para ello y tu ser sabe cuando realmente es el momento, no te frustres y asume los tiempos naturales de tus ciclos.


Yo te recomiendo que hagas una planeación anual, una meta por mes, para enfoque, así poco a poco irás asumiendo prioridades. Recuerda no ser rígida e inflexible contigo, ya hablaré de ello en siguientes artículos.


Compárteme cómo vas, no estás sola en este tránsito, puedes asociarte con una amiga o grupo de personas con el mismo fin, eso apoya mucho porque te recordarán no salir del camino.


Recuerda:

"Las grandes almas tienen voluntades, las débiles tan solo deseos". Proverbio Chino

Te deseo éxito, concreción y materialización de tus sueños.


Hasta la próxima.