20 hábitos japoneses que pueden mejorar tu vida

Los japoneses, por ser de oriente, tienen un estilo de vida muy diferente al occidental. Su cultura les inculca la disciplina, limpieza y perfeccionismo.

Cuando nos adentramos es su cultura, podemos aprender hábitos que al implementarlos en tu vida cotidiana, pueden hacer que mejore significativamente, provocando que te sientas más feliz.


1. Sé amable y piensa en los demás

La amabilidad es una cualidad propia del género humano, pues ser amable significa que se es digno de ser amado, lo cual es un producto cultural del hombre exclusivamente. Ser amable significa ser cariñoso, afectuoso, gentil, agradable, servicial, afable e incluso gracioso y risueño, cualidades todas que son clave en las personas desde los niños hasta los más grandes.


2. Kaizen: La mejora continua

El método kaizen se emplea a diario para mejorar constantemente. El kaizen implica que vayas a la velocidad habitual, pero esforzarte cada día un poco más, llegar un poco más lejos, aunque sin presionarte.


3. Busca y genera belleza

El secreto de la belleza está en las pequeñas cosas como el rocío de las flores en la mañana. Tienes que ver lo que te haga sonreír, sentir mejor, las cosasque te llenan, el rocío de las pequeñas cosas.


4. Simplifica

Aprende a simplificar en tu vida, esto se logra eliminando todo aquello que no te hace falta, repasa cada una de las pertenencias, las pequeñas y las grandes, y pregúntate si lo necesitas, si has usado algo en este último año, si te aporta algo en la vida, si la respuesta es sí a las tres lo conservas, si es no, lo donas, vendes, o tiras, comienza a simplificar el armario, la casa y luego todo en tu vida. Una extraordinaria representante de este concepto es Marie Kondo con su obra: "La magia del orden".


5. Cuida los detalles

Otro de los hábitos japoneses es cuidar los detalles para alcanzar la perfección. Y es que diez de cada diez personas adoran esos pequeños detalles. Normalmente nos proponemos grandes planes con una distancia que no contempla las pequeñas cosas. Nos ponemos objetivos, pero no somos conscientes de que las metas se componen de muchos pasos que se deben hacer con amor y voluntad para mejorar nuestra vida y la de los demás.


6. Ikagai: Ten un propósito

La filosofía nipona muestra que es importante encontrar un motivo que le dé sentido a la vida, algo que nos dé fuerzas y ánimo para salir cada mañana al mundo. No busca la felicidad a toda costa, sino que es una consecuencia del propósito en la vida, porque al tenerlo en el horizonte, aunque las cosas no vayan tan bien en la vida, todo se hace más llevadero, más soportable, nos sentimos más útiles, con un objetivo por el que pelear cada día, por lo tanto, como resultado estamos siempre más felices.


7. Cuida tu alimentación

No ingerir alimentos hasta estar llenos, literal barriga al 80 %, es decir, que no se coma hasta saciarse totalmente, los japoneses toman este 20 % adicional como algo que daña, si se come hasta el 80%, hay energía para salir a correr si toca, pero si se come de más, llega la pesadez, digerir es más difícil, eso es lo que ellos dicen que a los occidentales les causa problemas de sobrepeso, hígado, corazón y diabetes.


8. Deja de perder el tiempo en cosas inútiles

Algo que a los japoneses no les gusta perder es el tiempo, así que te invito a que te identifiques con esto. Identifica los ladrones del tiempo, puede ser el periódico, el móvil, la televisión, las redes sociales y otras aplicaciones, como ir a por información a la web y estar saltando a otras cosas, perdiendo tiempo. Lo mejor para curar esto es que tengas una lista para que mejores la productividad viendo lo que tienes pendiente hacer en el día.


9. Pasa tiempo en silencio

Los silencios tienen casi tanta información como las palabras, y los japoneses saben interpretarlos y comunicarse con ellos. Los orientales valoran la caricia del silencio, ellos dicen que quien habla mucho puede engañar, el que no habla es alguien sincero y puro. Los japoneses son muy silenciosos y una de las cosas que más les llama la atención y la que menos les gusta es cuando van a otros países.


10. ten contacto con la naturaleza

Esta es una práctica japonesa que gana adeptos en muchos países, consiste en que pasees por el bosque meditativamente y de forma especial. La idea es tomarse el tiempo necesario para notar lo que vemos, respirar profundamente, sentir el contacto con el aire, las texturas de las hojas, escuchar el viento entre los árboles, escuchar a las aves, el impacto de hacerlo es que baja la presión arterial, fortalece el sistema inmune y reduce las hormonas que se relacionan con el estrés y la incidencia de infartos.


11. siente y expresa gratitud

Lo que se busca con este hábito es que aprendas a ser agradecido con las demás personas, que siempre des las gracias, esta es una palabra muy hermosa, se siente una sensación deliciosa cuando se pronuncia.


12. Hacer lo que crees correcto

Los japoneses son correctos, tienen un respeto y sentimiento de comunidad que transmiten a sus calles, son impecables y la gente las considera suyas, por eso no las ensucian, en los trenes la gente va en silencio. Quienes van a Japón se dan cuenta del sentido de comunidad que tienen, es herencia de las religiones del país como el budismo y el sintoísmo. Carlos Kasuga, empresario mexicano, comparte sobre valores.

13. Relativizar

Los japoneses saben relativizar todo en la vida y por eso les va tan bien. Una de las mejores técnicas que aplican es la de restar tensión emocional a las situaciones negativas, relativizando los problemas, nunca se debe ignorar lo que sucede, sino que se debe cambiar el enfoque y la forma en la que se ven las cosas.


Saber dar la importancia justa a cada situación ayuda a que nos preocupemos menos. Quitar dramatismo y lograr un mejor manejo emocional para enfrentarnos a los problemas hace que todo parezca más fácil y podremos reducir las emociones negativas y el estrés agregado, que es algo que nos puede bloquear.


14. SÉ constante y paciente

En la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, pero hay que entender que el éxito es el resultado del crecimiento interno y este exige tiempo y preparación.


15. Aprovecha LOS recursos

Ellos aprovechan todos los recursos y generan un ejemplo de sostenibilidad y disciplina. Tenemos que aprender nosotros a reutilizar los desechos.


16. Apostar por la calidad

Los japoneses aman la calidad y prueba de ello se refleja en sus empresas. Ellos buscan la calidad total, lograr eficacia, flexibilidad en todos los procesos empresariales, a fin de que alcancen los objetivos a corto plazo. Uno de los elementos clave es la orientación al cliente, y buscar que queden satisfechos, al fin y al cabo, es este el que tiene el poder de decidir qué es un servicio o producto de calidad. Busca también darles satisfacción a los trabajadores, todo esto en base a mejorar constantemente.


17. Da lo mejor de ti

Siempre tienen la idea de animarse o darse ese impulso para conseguir que se sobrelleve algo. Dar lo mejor de uno mismo, hay que aclarar que en este término siempre tiene algo que se relaciona con lo que es duro o complicado de hacer. Lo que requiere de esfuerzo, ser perseverante, tener deseos de superarse, sobrellevar alguna cosa y trabajar duro.


18. Respeta tus ciclos

Hay cosas que no se pueden cambiar o modificar, son los ciclos y hay que respetarlos. Eso lo tienen claro los japoneses quienes respetan cada ciclo, los buenos y malos.


19. Busca la serenidad

La serenidad del alma va a permitir ver y entender de manera clara lo que ha sucedido en nuestras vidas y lo que está sucediendo, alejará la ira y el enfado que a veces nos ciega y ayudará a que caminemos satisfechos hacia la felicidad.


20. El chi: Protege tu energía.

Según la cultura japonesa, la energía vital es un regalo que recibimos desde la concepción hasta el nacimiento y que se va debilitando una vez que pasamos el umbral cervical para formar parte de este mundo terrestre. El debilitamiento de la energía vital se da desde que enfermamos.


Para que el organismo funcione correctamente debemos mantener equilibrado el chi tomando en consideración las dos partes que lo conforman. Para conservar de manera equilibrada la parte mental se tiene que acumular la energía vital a nivel interno aprendiendo a conseguir la paz mental, para ello se puede meditar, orar, tener buena respiración, hacer yoga, practicar tai chi, cada uno de estos métodos permite conseguir mantener activa la autocuración.


Para equilibrar la parte física los japoneses crean buenos hábitos, toman suficiente agua, son conscientes de que el cuerpo es un templo y por lo tanto se tiene que cuidar y ejercitar.



Cada hábito nos muestra un nuevo enfoque para disfrutar la vida y tener una manera más armónica de afrontar las situaciones que se nos presenten.



Una gran oportunidad para reunir a tres personajes japoneses que me han contribuído a un cambio de mentalidad, y este artículo es el mejor pretexto para conjuntar su sabiduría.


Gracias por leerme, qué opinas, qué hábitos resonaron más contigo, comparte en los comentarios.


Hasta la próxima...


Fuente: 25 hábitos japoneses para vivir mejor de Masaki Ishiguro.


0 comentarios